NUESTRO PROYECTO

El objetivo es apoyar a los bebés prematuros en sus primeros días de vida, y los tentáculos del pulpo de crochet se asemejan al cordón umbilical. Se sabe, por las numerosas ecografías hechas a bebés, que durante el embarazo son muchas las ocasiones en que el feto se topa con el cordón umbilical, lo toca e incluso lo sujeta entre sus dedos. Al nacer prematuros deben despedirse de su cordón antes de tiempo, de modo que ponerle un pulpo de ganchillo con sus ocho patas no es más que una manera de darle de nuevo un cordón al que aferrarse en algunos momentos, tranquilizando así a los bebés.

El proyecto madre nació en Dinamarca en 2013, donde cuentan con una amplia experiencia, habiendo entregado más de 22.000 pulpos a 7 hospitales en los que se ha implantado esta iniciativa, y se ha ido extendiendo a diversos países entre los que se encuentran Polonia, Reino Unido, Alemania, Ucrania, Francia, Bélgica… Según sus estudios han podido demostrar que los pulpos tejidos con la técnica amigurumi son capaces de aportar grandes beneficios a estos bebes, tales como: mejora de la respiración y un ritmo cardíaco mas regulares, así como mayores niveles de oxígeno en la sangre. Los bebés que abrazan un pulpo también son menos propensos a tratar de quitarse sus tubos y monitores (Fuente: Poole Hospital)

Estamos orgullosos de intentar implantar esta iniciativa en España con el permiso de los fundadores daneses.